Inesperado o esperado, la llegada un bebé prematuro

La llegada de un bebé prematuro acorta los tiempos de preparación de los padres, usualmente se maneja una fecha a la cual se suele dejar el stress para lo último y el aviso del nacimiento anticipado puede ser repentino o programado a muy corto plazo por alguna complicación y debe tomarse una acción.

La complicación, sea cual fuere, no debe ser motivo de culpa de la madre, es solo un tema de variables de la naturaleza que junto a un adecuado seguimiento médico llevan a un feliz nacimiento. Siempre hay que destacar esto, las culpas solo debilitan el futuro vínculo familiar y de crecimiento del bebé ya que se establece un marco de inseguridad y eso dificulta estar enfocado en las necesidades del bebé. Hay muchos motivos para adelantar un parto y hay que recordar que es una acción para el bien del futuro bebé.

Algunos padres tiene grandes expectativas (en especial los primerizos) de estar en el parto y acompañar al bebé en sus primeros días en la habitación del hospital, se idealiza o se espera que todo ande por buen camino y con la noticia de que se debe proceder al nacimiento en estado prematuro (prematuro significa hijo hermoso nacido antes de las 37 semanas de gestación) barre con lo esperado porque el bebé es llevado a la brevedad a cuidados variados, los padres «tan solo lo vieron pasar», desde días en Neonatología hasta meses según sea el desarrollo que necesita para que con sus órganos el bebé pueda vivir con sus padres.

Los roles pueden cambiar, se debe atender el trabajo y las distancias ya que no todas las ciudades tienen cuidados de neonatología y en el Sanatorio los padres pueden sentirse angustiados al ver los cuidados tecnológicos que recibe el bebé. También son testigos de la habilidad de las enfermeras para cuidarlos (que nunca encuentran termino medio entre la admiración y el odio) y las historias de las personas que están pasando por una situación similar.  Estas y muchas otras situaciones dependen muchas variables y puede llevar a que cada uno de los padres lleve en solitario la complejidad de la situación con los recursos psicológicos que se tienen al momento. Todas las habilidades, temores, sensibilidades y pensamientos se verán acentuados y el acompañamiento familiar, médico y profesional facilitan superar el delicado momento familiar para que sea una nueva vida con un buen comienzo, un trabajo en equipo al tiempo de un trabajo familiar.